¿Colineta o requesón?

Un canónigo de Mondoñedo , hombre muy puntual y abundante en sus yantares, me dice qué prefiero de postre, si voy de convidado y me ofrecen o colineta o requesón. ‘Si voy de convidado –le contesto- me darán de las dos cosas’. ‘¡Ah! –me responde él-, entonces no hay dilema’. No, no hay para un apetito generoso. ¡Que Dios nos conserve a los gallegos!”

Cuando entra el otoño. Artículo publicado en Vida Gallega en noviembre de 1954. Recogido en Viajes y Yantares por Galicia

Colineta y requeixo, o requesón como siempre escribe Cunqueiro siguiendo la tradición de A Mariña aunque legalmente requeixo y requesón son dos productos muy diferentes, el primero elaborado con leche entera de vaca, el segundo con suero de esa leche sobrante de la elaboración del queso… o incluso del requeixo.

Habla Cunqueiro de dos productos propios de A Mariña luguesa, aunque no exclusivos. Pero de dos productos que en el tiempo en que escribe (1954) no podían faltar en ninguna mesa de fiesta de la zona, fuera el patrón el festejado, una boda o una paparota entre amigos sin más intención que disfrutar de los placeres de la mesa y de la buena compañía.

Centremonos ahora en la colineta. Un dulce de almendras, huevos y azúcar, con los que se compone un bizcocho jugoso, esponjoso y con aromas y sabores que a todos enamoran, aunque hoy se encuentre en franco peligro de desaparición.

Ya no se hacen hoy colinetas como las de antaño, que seguro eran las que comió Cunqueiro en Mondoñedo y en toda A Mariña: cocidas en horno de leña que le da al dulce un inimitable aroma ahumado que los modernos hornos de gas, gasóleo o eléctricos no pueden ofrecer.

No será está la única mención de la colineta en la obra del mindoniense, que también la lleva al Merlín e Familia y a otros artículos periodísticos publicados en Vida Gallega.


Deja un comentario